BODAS

 

La vida es una sucesión de grandes momentos y pequeños instantes que juntos forman una historia.

Tu historia.


Estás a punto de abrir un capítulo importante que marcará un antes y un después en ese relato único que es tu historia de amor.

Te vas a casar y estoy encantada por ti.


¡Va a ser genial! Todo saldrá perfecto porque lo más importante ya lo tienes:

una pareja maravillosa que te quiere con locura.


Tu boda será uno de los días más intensos y mágicos de tu vida. 

Se te escapará alguna lagrimita, pero también te reirás y bailarás sin descanso. Y toda la gente que te quiere estará allí celebrando contigo.


Tu boda será tan increíble que no querrás que acabe nunca.


 ¿No sería maravilloso atrapar ese amor y alegría?

¿No desearías preservar esas emociones para siempre?

 

 

Mi trabajo es ayudarte a conservar el recuerdo de los grandes momentos y los pequeños instantes

 

A veces me resulta difícil hablar de la fotografía de bodas como un trabajo porque para mí es mucho más:

pienso que para dedicarte a esto, tienen que apasionarte las bodas.

Y yo me declaro una enamorada total.


Me encantan las bodas y me siento muy afortunada de que mis novios me hagan partícipe de su gran día.

Se respira tal ilusión que es difícil no contagiarse por ella.

Cuando llego a casa después de una celebración estoy acelerada y nerviosa, pero con nervios de los buenos.


Esa sensación es la que me llevó a hacerme fotógrafa de bodas y la que me impulsa a darlo todo con cada pareja.


Mi máxima motivación es que te sientas tan representada por tus fotografías que te emociones al verlas, sin importar los años que hayan pasado desde que te casaste.


Me gustaría que cada vez que veas tu reportaje de boda revivas ese día de nuevo.

 
 

Vuestras fotos hablarán de vosotros y vuestra historia de amor.

Solo de eso y nada más.

  

Mis fotografías son naturales y espontáneas,

porque no hay mejor materia prima que una pareja enamorada para lograr buenas imágenes.


En mi trabajo no encontrarás poses forzadas ni situaciones artificales.

En cambio verás las cientos de pequeñas escenas que componen una boda, sin otros añadidos.


Alegría, complicidad y amor son los únicos ingredientes que necesito para conseguir unas imágenes que te hagan vibrar.

Y estoy segura de que vosotros eso lo tenéis a raudales.

 

 

Un reportaje de boda es mucho más que una colección de imágenes.

Es un tesoro.

Y el tuyo se merece estar en las mejores manos.

 
 

Mi participación en vuestra historia comienza mucho antes del enlace, casi siempre con un correo o una llamada que me introduce en vuestras vidas. Charlamos, nos conocemos y hablamos de vuestros planes.

Y, aún a día de hoy, me entusiasma cuando me escribís para decirme que queréis que sea vuestra fotógrafa.


Siempre me gusta empezar realizando un reportaje preboda con todas mis parejas.

Es la solución perfecta para quitarse los nervios por el gran día, además de una experiencia preciosa para los dos.


En la preboda te darás cuenta de que no es necesario saber posar ni tener experiencia delante de la cámara.

Y cuando llegue la boda estarás muy tranquila sabiendo que todo va a ir sobre ruedas.


Os prometo que ese día casi no te darás cuenta de que estoy ahí.

Durante la mayor parte del tiempo me limitaré a observar y capturar las imágenes como espectadora, sin intervenir apenas.

Sí que, en determinados momentos, puedo orientaros si lo creo conveniente para lograr la mejor fotografía posible, pero será de forma ocasional.


El reportaje nunca será una preocupación en tu boda.

Lo más importante para mí es que disfrutéis al máximo de este día.
 


Tal vez te hayas dado cuenta de que soy una apasionada del blanco y negro.

Creo que la ausencia de color realza la carga emocional de la fotografía, que es lo más importante una boda.


Por esa razón, la mayoría de imágenes que puedes ver en la web son en blanco y negro.

No obstante, en el reportaje te entregaré las fotografías editadas tanto en color como en blanco y negro, en alta calidad y sin marcas de agua.


Tendrás todas las imágenes en las dos versiones, con la elegancia del blanco y negro y la viveza del color.


Si quieres ver más fotografías, puedes hacerlo en la esta galería.
 
 

 


Así será tu reportaje de boda

 
Todos mis reportajes incluyen:

- Reportaje preboda. Romántico, divertido, en el campo o en la ciudad.Es vuestro reportaje como pareja y estoy segura de que os va a encantar.
Es mi particular regalo para vosotros porque lo incluyo sin coste añadido en todas mis bodas.

- Cobertura completa de la boda, desde los preparativos de los novios hasta una hora después de l primer baile.

- Entre 400 y 700 fotografías en formato digital en alta resolución. Sin marcas de agua,
para que podáis imprimirlas o repartirlas a vuestros seres queridos.

- Mi edición personal con todo el reportaje en color y en blanco y negro.
 
 
 
 
Y si quieres más...

- Álbum de boda. Contiene los mejores instantes plasmados en unas 100 imágenes, impresas en papel de algodón FineArt. Está hecho a mano en España, maquedato pliego a pliego y con un diseño atemporal para que nunca pase de moda.
Es una auténtica joya y te sorprenderás de lo bonitas que quedan las fotos sobre el papel.

- Reportaje postboda. Se trata de un reportaje unos días después de l aboda, donde os volvéis a vestir de novios y hacemos las fotografías más creativas, sin prisas, nervios ni miedo a manchar los trajes.
Así conseguimos que el día de la boda aprovechéis el tiempo al máximo con vuestros invitados, y en la postboda hacer fotos muy diferentes en la playa,
la montaña, el campo o incluso otra ciudad. ¡Me encanta dejarme llevar por vuestra locura!

- Segundo fotógrafo. Recomendable siempre, pero aún más a partir de cierta cantidad de invitados. Añade un plus a tu reportaje obteniendo fotografías de más detalles y momentos que no pueden ser cubiertos por un sólo fotógrafo.
 

 
 
 
Creemos juntos el mejor recuerdo de vuestra vida


Si quieres saber si tengo tu fecha disponible, escríbeme ahora.

Estaré encantada de charlar contigo y resolver cualquier duda que tengas.
 
 
Puedes contarme lo que te apetezca sobre tu boda, me encantan los e-mails largos cargados de ilusión.